¿Por qué no hay eclipses todos los meses?

Configuración de un eclipse de sol y otro de luna
Fuente: José Alberto Bermúdez

Los eclipses son unos de los fenómenos astronómicos que más atrae la atención de la gente. Junto con las lluvias de estrellas estos eventos son preferidos de visualizar tanto para la gente aficionada a la astronomía como para aquella que no es tan devota. Nos gusta saber cuándo va a ser el siguiente eclipse, si va a ser de sol o de luna, si se verá en España, … Y de vez en cuando alguien pregunta: ¿cuántos eclipses hay al año? Bien, vamos a pensar grosso modo cuál podría ser la respuesta.

En el esquema de arriba podemos ver las posiciones del Sol, la Tierra y la Luna para que se produzca un eclipse. Cuando la Luna se sitúa entre el Sol y la Tierra bloquea parte de los rayos que parten de nuestra estrella, y eso provoca una sombra sobre la superficie de nuestro planeta. En la zona de la superficie que se denomina umbra, la Luna tapa por completo el Sol, mientras que en la denominada penumbra, se observa que nuestro satélite solo bloquea parcialmente los rayos del Sol. Cuando vemos lo primero estamos ante un eclipse total y cuando estamos ante lo segundo es parcial. En el caso en el que la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, esta última deja de recibir y reflejar la luz del astro rey y por tanto se vuelve oscura. De igual manera, hay eclipses de luna totales y parciales.

Es decir, solo necesitamos que la Tierra esté entre el Sol y la Luna o esta se sitúe entre los dos primeros. Entonces, si la Luna tarda 28 días en dar una vuelta a nuestro planeta, ¿no debería de haber un eclipse cada 14 días?, ¿uno solar y otro lunar cada mes? Aquí hay algo que no cuadra, porque si miramos algún listado de eclipses solares y otro de lunares, hay uno o dos al año para el caso del primero y dos o tres para el segundo. Entonces, ¿qué pasa?

Condiciones para que se den los eclipses
Fuente: M Olmo R Nave (hyperphysics)

En este otro esquema encontramos la respuesta. La Tierra realiza un movimiento de traslación alrededor del Sol formando una elipse. A su vez la Luna también hace lo propio alrededor de la Tierra. Lo que ocurre es que los planos formados por ambas órbitas no son coplanarios, es decir, hay una inclinación entre ellos, en concreto, de 5,2º. Eso implica que habrá momentos en los que la Luna, la Tierra y el Sol estarán perfectamente alineados. Sin embargo, en muchos casos la Luna pasará por delante (o por detrás) de la Tierra pero estará por debajo o por encima de la linea que une nuestro planeta con su estrella. En esos casos no habrá eclipse, bien porque no se proyecta la sombra de la Luna sobre la Tierra (no hay eclipse solar) o la de la Tierra sobre la Luna (no hay eclipse lunar).

Si ambas órbitas estuviesen en el mismo plano tendríamos unos 26 eclipses al año. Quizá terminaríamos hartándonos de ellos, así que, casi mejor así, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s