¿Cuál es la máxima gravedad que puede soportar el ser humano?

La idea de colonizar otros planetas es algo muy recurrente desde hace muchos años en la literatura, las películas o en noticias sobre proyectos reales que podrían hacerse realidad en un futuro. Es algo, por tanto, que va más allá de la ficción. Ya sea por el anhelo del ser humano de llegar cada vez más lejos a donde nadie lo ha hecho anteriormente o por una posible situación de emergencia derivada de nuestra incapacidad de cuidar nuestro planeta, la posibilidad de establecer asentamientos en otros planetas o satélites puede no ser demasiado descabellada.

En ese caso se nos plantea un tema de supervivencia que tiene que ver con nuestra fisiología. Nuestro cuerpo humano está adaptado a las condiciones de nuestro planeta Tierra como puede ser la presión atmosférica, la temperatura y, por supuesto, la gravedad. Algo que todos tenemos muy integrado es que los astronautas deben de llevar trajes presurizados cuando salen al espacio exterior. Igualmente en películas como Marte (The Martian) se ve cómo es necesario el uso de este tipo de trajes y construir una base en la que se reproduzcan las condiciones ambientales de la Tierra. Pero quizá no tanta gente se haya planteado cómo puede afectar una gravedad diferente a la de nuestro planeta al cuerpo humano. Sin embargo, este es un tema bastante importante pues puede ser tan crucial como las variables anteriormente mencionadas. En este post vamos a tratar cuál puede ser la gravedad máxima a la que podríamos sobrevivir si nos posásemos sobre un planeta con más masa que la Tierra.

En agosto del año pasado, tres físicos croatas, Nikola Poljak, Dora Klindzic y Mateo Kruljac, presentaron un artículo en el que estudiaban los posibles efectos de la gravedad de un exoplaneta sobre la habilidad locomotora del cuerpo humano. Previendo también ellos que en el futuro la humanidad buscará establecer asentamientos en otros planetas, han tratado de estudiar en qué rango de condiciones planetarias podría el ser humano sobrevivir e, importante también, funcionar adecuadamente. Pequeño spoiler antes de comentar su trabajo: las aproximaciones llevadas a cabo indican que el aparato locomotor humano respondería correctamente bajo una gravedad no superior a cuatro veces la de la Tierra. Eso sí, con un entrenamiento riguroso.

Figura del artículo en el que se muestran algunas partes de una pierna
Fuente: https://arxiv.org/pdf/1808.07417.pdf

Parte del análisis que hacen estos físicos tienen que ver con problemas de dinámica aplicados a los huesos y los músculos, como vemos en la imagen superior. Por ejemplo, ellos establecen como criterio para definir la fuerza muscular la habilidad del ser humano para ponerse en pie mientras está sentado. También analizan el sistema locomotor comparando el paso al caminar como si fuese un péndulo invertido. De esta manera, usando datos reales médicos sobre la población media, se puede llegar a conclusiones acerca de la posibilidad del movimiento cuando la fuerza gravitatoria a la que están sometidos los huesos y músculos es superior a la habitual.

Otro asunto a tener en cuenta es el flujo sanguíneo. En un planeta más masivo, la gravedad atraería la sangre con más fuerza hacia nuestras piernas, lo que se traduce en un mayor esfuerzo por parte del corazón para bombearla hacia el cerebro. Si el sistema cardiovascular no se adapta a estas condiciones (creando más células sanguíneas), nos sentiríamos constantemente débiles, como si acabásemos de donar sangre. Un aumento en la presión sanguínea también podría causar daños al cerebro y sentir mareos, náuseas y fatiga. Otra serie de efectos negativos podrían producirse también si, por el contrario, estuviésemos en un planeta con una gravedad muy inferior, aunque estos no son muy abundantes. Por ello, se determina que no debería ser muy adecuado vivir en un planeta con una gravedad superior a 3,5 veces la terrestre y, quizás alguna gente muy entrenada y preparada, podría aguantar como mucho hasta 5 veces.

Por último, podríamos preguntarnos: Y, hasta ahora, ¿cuántos planetas conocemos que encajen en ese rango de gravedad? De los 3605 exoplanetas descubiertos (a fecha de enero de 2018), podemos conocer la gravedad de 594 de ellos, pues se han podido calcular sus masas y radios. La buena noticia es que 469 (el 79 %) de ellos tienen una gravedad que se sitúa en el rango adecuado que estamos considerando. No sabemos cuándo ni cómo iremos a visitar otros planetas fuera de nuestro Sistema Solar, aunque sí sabemos que son varios los candidatos que nos recibirían con los brazos abiertos. O, al menos, no nos dejarán espachurrados sobre su superficie.

Fuente: https://clipground.com/images/lying-on-the-ground-clipart-12.jpg
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s